Home / Figuras  / ¿Cómo vivía Julio Cesar Toresani después de su retiro del fútbol?

¿Cómo vivía Julio Cesar Toresani después de su retiro del fútbol?

Santa Fé y el mundo del fútbol se encuentra de luto. Este lunes por la mañana, el ex futbolista Julio César Toresani fue hallado muerto en una oficina de la Liga Santafesina de Fútbol, donde vivió los últimos dos meses luego de haber perdido casi todo lo que tenía. El popular diario argentino El Clarin detalla la situación que vivía el “Huevo”.

 

Según los medios santafesinos, Toresani, que tenía 51 años, se atravesaba un grave cuadro de depresión, producto de una mala situación económica, dificultades para reinsertarse en el mundo de la dirección técnica y del alejamiento de su familia.

 

El ex mediocampista, que en los 90 protagonizó una histórica pelea con Diego Maradona, había sido denunciado por su ex pareja por episodios de violencia de género, lo cual desembocó en un pedido de una restricción perimetral.

 

Días atrás, había sido ingresado en el Hospital Cullén de la capital santafesina por un cuadro de intoxicación tras haber ingerido pastillas y alcohol. Tras lo sucedido, le realizaron un lavaje de estómago y después de pasar 48 horas internado le dieron el alta.

 

En las horas previas a su muerte, hizo unas sugestivas publicaciones en su estado de WhatsApp. Los posteos se realizaron el domingo. “Llegó el momento, demasiado la espera”.

 

En diálogo con Aire de Santa Fe, Axel Menor, presidente de la liga santafesina, comentó que Toresani “hacía dos meses que vivía en una oficina acondicionada”, y que “lo visitaban muchos amigos, pero le dolía mucho no tener trabajo”.

 

Por otro lado, Marcelo Saralegui, ex compañero del Huevo en Colón, comentó: “No estaba pasando por un buen momento, pero no pensé que iba a tomar esta decisión“.

 

La misma sensación tenía Eduardo Magnín, otro que compartió plantel con Toresani. “Una situación increíble. Recién pensaba como una persona con la personalidad que tuvo Julio llegó a tomar una decisión así. Es tristísimo”, se lamentó el ex defensor en declaraciones a la prensa.

 

En 2013, Toresani había superado un cáncer del tipo linfoma no-hodgkin, el cual surge de un tipo de glóbulos blancos de la sangre y que afecta a los ganglios linfáticos.

 

“Un miércoles, después de jugar al fútbol con amigos, me toqué el cuello y sentí un bulto. Me hicieron análisis, tomografías, de todo. Y el lunes siguiente ya me estaban operando para hacer una biopsia. Fue chocante, la verdad no sabía qué hacer. Pensé que mi vida se acababa a los 45”, le comentó el ex futbolista de Boca, River, Unión y Colón, entre otros, a Olé.

 

A los pocos días de esa entrevista reveladora, el Huevo sufrió un violento accidente de tránsito que lo obligó a pasar por el quirófano para operarse uno de sus brazos.

 

Y agregó: “Al principio me agarró un bajón y estaba mal anímicamente. Me encerraba en la habitación e iba a llorar al baño. Me aferré a mi familia y a Dios. Soy muy creyente y recé mucho. Dios es grande y existe. Estaba en sus manos y en las del médico”.

 

​Luego de una importante carrera como futbolista, con pasos por River y Boca, su carrera como entrenador no fue de las mejores. En 2005, asumió como director técnico en San Martín de San Juan, que en ese entonces se encontraba en la Primera B Nacional.

 

Allí estuvo un año. Luego, pasó por la dirección técnica de 13 clubes en 13 años, en los que se registran dos ciclos en Sportivo Italiano (2009 y 2015) y dos en Colón, uno como DT (en 2006) y otro como ayudante de campo de Diego Osella (2014).

 

Su último club como entrenador fue Rampla Juniors de Uruguay, de donde fue despedido en febrero de este año tras haber invitado a pelear al presidente de la institución, Ignacio Durán.

 

El conflicto llegó luego de una charla entre Toresani y Durán en la que el dirigente le hizo saber al Huevo que tendría una última chance para mantener su puesto de trabajo, luego de perder 4 a 3 ante Progreso y 5 a 0 con Peñarol.

 

En un comunicado, Rampla Juniors aseguró que el despido de Toresani fue por “diferentes situaciones estrictamente extra deportivas”.

A %d blogueros les gusta esto: