Home / Amateur  / El derecho a informar de la prensa deportiva

El derecho a informar de la prensa deportiva

Con mucha preocupación e indignación hemos observado y escuchado como los directivos de turno en el ámbito deportivo lojano se han dado a la ingrata tarea de ofender la noble actividad del periodismo cuyo pecado ha sido cumplir fielmente su labor.

 

Durante la presente administración los improperios y descalificaciones han sido constantes despreciando el principio fundamental de la libertad de expresión y atentando contra la democracia. No están en obligación de conocerlo, sin embargo, es necesario acudir a los principios básicos del respeto mutuo.

 

La sabiduría popular en una de sus máximas refiere “Dime de que presumes y te diré de que careces”. Permanentemente refieren los términos cordialidad, predisposición, unión, ética, inclusive durante los discursos de orden. Pero, ¿en realidad se cumplen?

 

No lo dudamos, pero padres de familia, entrenadores, deportistas y periodistas coinciden que se debe mejorar en muchos aspectos. Ante ello ¿cuál ha sido la respuesta? Los dependientes de la institución escudados en el anonimato por temor a las represalias denuncian la existencia de una normativa que limitaría sus declaraciones solamente a lo conveniente a la institución. Todo ello, como si se tratase de un estado dictatorial.

 

¿Ocultar para evitar críticas y cuestionamientos? La comunicación social no se queda al margen y parece que han caído en la unidireccionalidad. No por falta de conocimiento, sino por la imposición de una agenda estructurada.

 

Allí radica la importancia de la labor periodística que sirve como puente entre los actores del deporte buscando alternativas de solución, sin embargo, también se suman al primer grupo y han recibido como respuesta descalificaciones a su labor de forma reiterativa. No termina ahí, porque tampoco se permite dialogar libremente con las “autoridades”. Pero, ¿Quién realmente maneja la institución?

 

Aparentemente todas las decisiones son adoptadas por el directorio institucional encabezado en innumerables ocasiones por el reemplazo del titular de la entidad. Así lo refirieron cuando trataron de desalojar al gremio periodístico deportivo de sus instalaciones. Cabe mencionar, que el CPDL es una organización sin fines de lucro y no recibe asignaciones estatales.

 

Pero no es el único caso, un nuevo episodio se enciende con la coordinación zonal 7 del deporte y en el estado de emergencia denunciaron la falta de apoyo para la realización de una campaña solidaria. Antes, revelaron que el organismo local se había tardado en el envío de la documentación necesaria para el pago de remuneraciones.

 

Y así pudiéramos detallar una serie de capítulos como los sucedidos en la disciplina de baloncesto, fútbol, natación, atletismo, tenis de mesa, gimnasia, escuelas de iniciación, entre otros.

 

Por estas publicaciones los ataques son constantes y el distanciamiento interinstitucional es mayor. Entonces, es necesario reflexionar sobre su accionar, reconocer que el egocentrismo no conduce al éxito que tanto pregonan y que la humidad siempre será el mejor aliado.

 

De nuestra parte, no bajaremos los brazos y en tono enérgico rechazaremos todas las políticas que manchen el desarrollo de nuestro deporte lojano, y fieles a nuestros principios de veracidad e imparcialidad no cambiaremos nuestra línea de trabajo, que no es de oposición sino crítica.

A %d blogueros les gusta esto: