Home / Figuras  / Gabriel Mussón un zaguero argentino que permanece enamorado de Loja

Gabriel Mussón un zaguero argentino que permanece enamorado de Loja

Como ha sido su carta de presentación, el argentino exjugador de Liga de Loja y ahora director técnico, Gabriel Mussón, comenta acerca de su futuro, en el cual el fútbol sigue siendo su motor.

 

El zaguero central hoy se desempeña, desde agosto del año pasado, como estratega de las formativas del Club Atlético Galápagos, en Santa Cruz, una de las islas del archipiélago del mismo nombre. Su proyecto se enmarca en una enseñanza recíproca para a futuro poder llevar jugadores nacionales a su natal Argentina, con todas las facilidades.

 

También cumple las actividades de director deportivo, representando al club Proas de Madrid-España, quienes trabajan con equipos importantes de Europa. Por ejemplo estuvieron tras los pasos y negociación de los delanteros ecuatorianos Leonardo Campana y Bryan Angulo, aunque lamentablemente no se dio por temas económicos.

 

Su nexo con Atlético Galápagos se da a través de la empresaria Maribel Guerrero, con quien venían trabajando en la transferencia de algunos futbolistas y presentó su currículo ya que ‘Gabo’ venía dirigiendo previamente al San Francisco de Azogues  junto a excompañeros como José ‘cachete’ Macías y Jesús Di Filippe, en Torneos Formativos que se juegan entre islas en Galápagos, entre octubre y diciembre. Inclusive para este año, señala que fueron invitados por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) para jugar la Copa Ecuador.

 

Gabriel Musson junto a los deportistas en Galápagos

Gabriel indica que se sorprendió con los dos estadios sintéticos que existen en Galápagos al igual que el material humano. Hace hincapié en lo que ha tenido que enseñarles a los futbolistas, desde el tema alimentario hasta la relación de respeto que debe existir entre técnico y jugadores. Es así que ya tiene algunos elementos locales, de tierna edad, con proyección a continuar su preparación en el fútbol argentino. El club galapagueño está conformado en un alto porcentaje por deportistas coterráneos, debido a los controles y permisos que son muy estrictos en la isla.

 

De Liga de Loja, comenta que tuvo contacto con el presidente del club, Franklin Moya, pero por ahí hubo un pequeño mal entendido, pero su intención era ayudar con la dotación de técnicos de manera gratuita y jugadores, pero no pasó.

 

Recuerda las buenas amistades que tuvo gracias a Liga como es el caso del galeno Patricio Yaguana, exmédico de la ‘Garra del Oso’ con quien mantiene un nexo importante ya que su hija Yahaira, estudia en Argentina.

 

Espera que Liga pueda resarcir sus errores y volver a la élite del balompié nacional porque se lo merece por su trayectoria, aunque su futuro es incierto. Gabriel se ofreció públicamente a ayudar a Liga con algún empresario o en cualquier sentido desde la posición en la que está.

 

Gabriel se apresta a cumplir 43 años y dice que junto a su esposa y dos hijos siempre tienen los buenos recuerdos de su paso por Loja allá por el 2008, aunque ellos se encuentran en territorio ‘gaucho’ por el tema de la pandemia del coronavirus y él en Ecuador.

 

Rememora su llegada a Loja, su primera práctica en el estadio de la Universidad Nacional de Loja (UNL) desde el mismo día que arribó a Loja. “Tengo rinconcitos de Loja en mi corazón. Estuvimos cerca del ascenso. Yo terminé con una apendicitis que derivó en una peritonitis y 17 días internado en una clínica, pero siempre agradecido porque me dieron un cuartito en una clínica para ver a mi esposa que estaba embarazada. Los lojanos fueron muy solidarios y eso no lo vi en ninguna parte del mundo”.

 

Señala que en ese 2008 lo mejor del club era la humildad y un ejemplo de esa plantilla es Roberto ‘la tuca’ Ordóñez, quien vestía la divisa lojana en ese entonces, Genaro Quiñónez, Francisco ‘palomo’ Luzuriaga, Pablo León, Ángel Pután, (el atrevido dice entre risas de) Fabio Renato que sigue jugando y sobretodo hace énfasis en Carlos Feraud y Jonny Uchuari, que en esa época estaban iniciando su palmarés. “Me alegra ver quiénes son ahora y ser su  amigo me llena de orgullo. Son dos monstruos”, menciona.

 

Plantel Liga de Loja 2008

 

Aún recuerda aquel onceno titular que era con: Carlos Andrés Vanrell en el arco, la defensa con Genaro Quiñónez, Gabriel Mussón, Pablo León y Juan Guerrón, en el medio campo Esteban Novoa, Jesús Di Filippe, Mauricio Cabezas, Francisco Luzuriaga y los delanteros Roberto Ordóñez y Fabio Renato.

Con esta plantilla se llegó a la liguilla final, pero por complicaciones y desacuerdos entre plantilla y dirigentes, sumados los malos resultados, no se obtuvo el ascenso.

 

Gabriel transforma las anécdotas en recuerdos porque dice que los viajes fueron espectaculares como cuando viajaban de Cuenca a Quito para jugar con la Universidad Católica y hubo un deslave, hicieron trasbordo, fueron solidarios con el conductor de aquel camión que casi se va al abismo, pero el premio fue obtener un resultado positivo.

 

Mussón aún mantiene diálogo con los estrategas Carlos Cuvi y Geovany Cumbicus e indica que dejar esas amistades fue el mejor regalo que le dejó Loja.