Home / Amateur  / La fiesta de los deportes escolares y colegiales

La fiesta de los deportes escolares y colegiales

Estamos en una temporada muy agitada en la actividad cotidiana de los niños y jóvenes estudiantes de escuelas y colegios de la localidad, cuando se les da la opción de ser partícipes en los juegos escolares y colegiales.

 

Es una magnífica oportunidad para una vez más justipreciar el talento y condiciones que niños, niñas, jóvenes y señoritas poseen en la práctica deportiva.

 

Importante observar como en los centros educativos, en su mayoría, se potencia la experiencia en los deportes de sus educandos, sin limitar esta actividad como simple ocupación del tiempo libre. Las autoridades, en su mayoría, tienen claro que inducir al deporte, es proveer a sus estudiantes de un gran elemento socializador, debido a los valores de Juego Limpio que se vivencian, como el respeto a las normas, el trabajo individual para el bien común, la entrega y sacrificio como medio para la consecución de la tarea.

 

Es entonces oportuno exhortar propongan un refuerzo al deporte de competencia, en estas etapas de formación, observando el objetivo de educar en valores y alcanzar una convivencia armónica de nuestra sociedad a través de práctica tan considerada.

 

La base de la Educación se forja en la familia, por tanto desde ella se pueden mejorar muchos comportamientos. Para esto es necesario una reflexión y un compromiso por  parte de los padres o tutores, tendiente a observar acciones elementales, que derivarán en el proceso positivo y complementario de la educación de sus hijos, dando tal agregado a su inclinación deportiva.

 

Es recomendable entre otros puntos, que no se obligue a sus hijos a practicar un deporte que no desea, sabiendo que lo realizan por su propia diversión, no la de sus padres.

 

No deben ridiculizar a sus hijos, ni a ningún niño por cometer errores o porque pierda un partido.

 

Es necesario el aliento para que sus hijos jueguen de acuerdo a las reglas; y por su parte nunca cuestionar las decisiones de los árbitros, ni su honestidad.

 

Se procurará enseñar a sus hijos que el esfuerzo honesto, es tan importante como la victoria, con el fin de que admitan el resultado de  cada partido, sin una indebida desilusión.

 

Demostrar que es importante aplaudir el buen juego de su equipo y el de sus oponentes, recordándoles que el “Juego Limpio” significa mucho más que el simple respeto de las reglas; abarca los conceptos de amistad, de respeto del adversario y de espíritu deportivo.

 

Es más que un comportamiento, un modo de pensar; que es bueno apelar la lucha contra las trampas, contra el arte de engañar sin vulnerar las reglas, contra el dopaje,  la violencia física y verbal, la desigualdad de oportunidades, la excesiva comercialización y la corrupción.

 

Que importante sería que estos sabios preceptos que nos enseña el Juego Limpio, se apliquen en la fiesta de los deportes escolares y colegiales.

 

Fernando Vire Riascos

manuelfvr1@yahoo.es

A %d blogueros les gusta esto: