Home / Polideportivo  / Baloncesto  / LeBron James figura dentro y fuera de la cancha

LeBron James figura dentro y fuera de la cancha

LeBron James sin duda es toda una celebridad, no solo por lo que hace en la cancha, que ya es bastante, sino por lo mucho que hace fuera, y no solo por ser un ciudadano ejemplar.

El mejor jugador del mundo, aunque el MVP se lo den a otro, sigue dejando huella allá por donde pasa y ahora explica el porqué de sus decisiones.

Su llegada a Los Ángeles ha sido todo un acontecimiento y por si fuera poco inauguró el pasado lunes su propia escuela pública llamada The I Promise, en Akron, con todos los gastos pagos.

El pasado lunes LeBron James admitió haberse sentido nervioso antes de la inauguración, donde reveló que no solo “va a ser uno de los mejores momentos, sino es que el mejor de mi vida”.

De este modo se une al grupo de famosos que de un modo u otro han sido parte de un proyecto educativo, aunque lo que ha hecho LeBron no lo ha hecho nadie.

Si porque James se siente identificado y por ello no ha prestado su nombre o ha sido vocero de un grupo, ni es parte de nada. Ha sido su dinero, el de su fundación el que ha costeado todo.

Nadie en la NBA lo ha hecho y solo su actual presidente en los Lakers, Magic Johnson, prestando su imagen a una empresa, ha participado en un proyecto similar.

En la lista se encuentran otros nombres destacados como Deion Sanders (NFL), Andre Agassi (tenis), Will Smith (actor), Pitbull (cantante) y Shakira (cantante), entre otros.

LeBron escogió los Lakers sobre otros equipos mejores más que nada con la meta de rescatar esa legendaria franquicia y esto tampoco lo hace nadie.

James firmó un acuerdo por cuatro años y $145 millones y si bien aumenta las posibilidades de los Lakers de competir en la Conferencia del Oeste, tendrá dificultades para ampliar sus nueve apariciones personales en las Finales de la NBA.

LeBron le regaló un título y una escuela a Cleveland y dos títulos a Miami, queda por ver ahora, a sus 33 años, qué puede hacer por Los Ángeles. Lo tendrá difícil, pero él ama ese reto y cuidado si alguien pone la mano en el fuego de que no llega a la final, fácilmente se puede quemar.

A %d blogueros les gusta esto: