Home / Fútbol  / Liga de Loja quiere volver al fútbol profesional

Liga de Loja quiere volver al fútbol profesional

Liga Deportiva Universitaria de la ciudad de Loja debe jugar obligatoriamente el torneo de segunda categoría en la temporada 2021, pero reglamentariamente deberá honrar sus obligaciones con acreedores de distinta índole previo a su participación. Caso contrario, desaparecería del mapa futbolístico en Ecuador. Por otra parte, Franklin Moya Zurita, presidente del club hasta diciembre 2020 deberá presentar informes y llamar a elecciones.

 

El reglamento del balompié nacional determina en su Art. 76, inciso segundo que: “si un club de la primera ó de la segunda categoría no se inscribiere para intervenir en el respectivo campeonato ecuatoriano, perderá automáticamente la categoría. Si el club incurso en lo previsto en el inciso anterior perteneciere a la segunda categoría quedará automáticamente eliminado como afiliado a la Federación Ecuatoriana de Fútbol y no podrá, bajo ningún concepto, volver a afiliarse a la FEF.”

 

Por ello, el cuadro ‘universitario’ deberá pagar sus deudas ó desaparecer para regresar con otro nombre, son las dos opciones que le quedan.

 

Si se declara en quiebra, la mala noticia no es sólo para sus hinchas sino también para sus acreedores, quienes intentarán cobrar cuando se vendan todos los activos del club, después de eso no tendrán manera de hacerlo. El asunto es que Liga de Loja no registra activos, ni garantes como para cubrir sus haberes.

 

Regresar del descenso pocas veces es fácil. Se necesitan importantes recursos económicos para mantener el nivel futbolístico del club y con un escaso retorno. Eso es precisamente lo que a Liga de Loja le hace falta: recursos económicos y una buena gestión administrativa y de marketing.

 

Volver con otro nombre es empezar de cero también. Con las mismas dificultades económicas, aunque sin el peso de sus deudas. Para ello, deberá inscribirse con otra razón social, comenzar el campeonato desde el amateurismo hasta llegar a la Serie A. Nada sencillo desde el ámbito jurídico, reglamentario y deportivo.

 

Deudas

 

Franklin Moya Zurita que cumplió su período como presidente del club en diciembre 2020, refiere que la situación es muy compleja considerando que el déficit bordea 1,5 millones de dólares. Del monto total, corresponde al Servicio de Rentas Internas 1,4 millones y al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social cerca de 280 mil dólares. “Las deudas con los entes de control nos tiene limitados. El problema álgido son las deudas de los años anteriores a mi mandato” expresó.