Home / Amateur  / Motociclistas: su luna de miel se truncó por el coronavirus

Motociclistas: su luna de miel se truncó por el coronavirus

El 7 de marzo, los motoviajeros  lojanos: Viviana Jaramillo y Andrés López emprendieron una travesía con destino a Perú, pero lamentablemente el periplo se vió truncado por la pandemia del coronavirus que golpea al planeta entero.

 

Santiago comenta que el 7 de marzo arribaron a Perú yendo por el paso fronterizo del cantón Macará, luego siguieron por varios lugares turísticos como: Piura, Chiclayo, Trujillo, Lima, entre otros sectores.

 

Andrés López y Viviana Jaramillo en Miraflores, Lima.

Este viaje fue planificado por esta pareja como luna de miel  ya que se casaron el 5 de diciembre del año en curso, pero por cuestiones laborales no pudieron hacerlo con antelación.

 

Viviana señala que el viaje iba con normalidad, hasta que los casos de Covid 19 obligaron a la cuarentena tanto en Perú como en Ecuador, lo cual los dejó paralizados en El Cuzco, ciudad ubicada en el sureste de Perú.

 

En ocasiones anteriores ya habían hecho viajes al norte de Perú, que no demandaban de tres a cuatro días de recorrido y ahora pretendían llegar a Bolivia, al Salar de Uyuni, pero fueron acortando esta idea por cuestiones de tiempo.

 

Se preveía que el viaje sea en 18 días, siempre en su motocicleta  Honda CB 500cc como era su habitualidad, con un presupuesto aproximado de 50 a 60 dólares de gastos diarios.

 

Decidieron retornar por el impedimento, pero tras el dictamen presidencial en Ecuador, en dos días que tenían antes del cierre de vías les era imposible, no obstante quisieron acercarse lo más posible a territorio nacional, pero los pararon en Huancayo por el toque de queda en Perú.

 

No les quedó otra salida que quedarse en Huancayo, una ciudad grande y fría, sin tener mayores contactos, pero con el respaldo de Motoayudas del Perú, les direccionaron para que busquen hospedaje y consiguieron quedarse en un único hotel que les abrió las puertas, siendo los únicos huéspedes a quienes les permitieron ingresar.

 

Agradecen la hospitalidad y buen corazón de la gente peruana pues siempre, durante todos los viajes de Santiago y Viviana, se han mostrado solidarios. El propietario del aquel hotel conoció su historia aventurera y no dudó en ayudarlos, pues incluso el precio de la habitación es de 75 soles, pero les dejó en 45, debiendo ellos arreglar la habitación y salir a comprar sus alimentos en las tiendas de barrio  como por ejemplo atún y galletas. En ocasiones el propietario del hotel prepara comida y les expende.

 

Motoviajeros lojanos avanzaron hasta Lima.

Son 1600 km que los separan del Ecuador, a unos tres días de traslado terrestre. Vía redes sociales comentan que pensaron que serían dos semanas de restricción, pero lamentablemente la situación se ha complicado porque están prácticamente solos. Sin embargo, los gestos de generosidad no han terminado y en estos días lograron rodar su moticicleta hasta Lima, con documentos que autorizaron su movilidad, gestionados por motociclistas peruanos.

 

Saben que la familia está pendiente y preocupada; y, ellos a la espera de volver con los suyos. “Extrañamos a Loja aunque sabemos de los riesgos del coronavirus. Es una batalla contra algo indescriptible. Extrañamos nuestra comida. Cuando lleguemos a Loja Dios mediante comeremos todo lo que no hemos podido acá (risas)…”, expresa Viviana.

 

Los papás de Viviana viven en el barrio San Rafael y ella junto a su esposo Santiago tienen su hogar en Labanda. Estos intrépidos viajeros hicieron público un video acerca de la situación que están viviendo y en menos de 24 horas varios amigos y la comunidad motociclista se preocupó por ellos.

 

Han recibido mensajes y llamadas de apoyo, por ejemplo de la Gobernadora Lorena Costa quien les manifestó que ha empezado las gestiones y trámites para que emprendan su retorno al país, vía terrestre. Están a la espera de una resolución final, ojalá Dios mediante con una respuesta positiva.

 

Están conscientes que al llegar a Loja deben cumplir con la cuarentena y no tienen inconvenientes, al contrario aceptarán todas las disposiciones de seguridad sanitaria.

A %d blogueros les gusta esto: