Home / Amateur  / ‘Quinteritos’ falleció en Machala por el coronavirus

‘Quinteritos’ falleció en Machala por el coronavirus

Machala.- El fútbol orense está triste. Ha partido al encuentro con el creador, Washington Segundo Quinteros Ávila, reconocido kinesiólogo quién recorrió su clase por todas las canchas de Ecuador y Sudamérica.

 

No hay palabras para expresar los sentimientos que embargan de tristeza por la partida de un ‘Bacano’, un Señor en toda la extensión de la palabra.

 

Más de medio siglo dedicado al fútbol, laboró en grandes equipos como Carmen Mora, Bonita Banana, Audaz Octubrino, Atlético Audaz, selección de El Oro, selección del Ecuador, Kleber Franco Cruz y una serie de equipos dónde hizo su trabajo de manera eficaz y muy responsable. Su último equipo fue Orensen SC.

 

Fue un canchero, siempre con los ojos bien abiertos ‘Cuco viejo’ del fútbol, sabía en que momento hacer su trabajo y ganar unos minutos para que el equipo gane o empate un partido.

 

Su velocidad inconfundible en la cancha era única, quien no recuerda a Quinteritos corriendo como un velocista por la cancha y ganando tiempo para que el equipo oxigene y atender a los jugadores.

 

Últimamente en el partido entre Santa Rita y Orense en Vinces fue pieza clave en ese partido para que el cuadro bananero logre un buen resultado. Así son muchos partidos ganados por Quinterito, como el mismo decía “Yo también gano partidos y se en que momento debo entrar a la cancha”. Sin duda se nos va una leyenda del fútbol.

 

Lo más triste que ninguna institución de la provincia hizo algún reconocimiento como se merecía. A parte de los reportajes que algunos comunicadores hicimos algún momento, pero morirá sin estatua como dijo Marco Felipe Arévalo.

 

Quedan muchos recuerdos que vivirán en nuestra mente. Él con 51 años en su profesión que lo hacía con pasión y nosotros como comunicadores deportivos, seguimos de cerca su trabajo que no solo era kinesiólogo sino que era como un padre para los jóvenes, mientras le daba atención, les aconsejaba a los deportistas a separar lo bueno y lo malo. Sin duda muchos deportistas lo extrañarán en cada entrenamiento, en cada partido, pero el desde el cielo seguirá observando a cada chico que aconsejó.

 

Hasta siempre maestro, hasta siempre profe. Hasta siempre amigo…

 

Luis Suárez.

A %d blogueros les gusta esto: