Home / Fútbol  / Copa Libertadores  / Un gol de Scocco da victoria a River ante Lanús en la Copa Libertadores

Un gol de Scocco da victoria a River ante Lanús en la Copa Libertadores

BUENOS AIRES.- Ignacio Scocco volvió a ser fundamental y River Plate dio un paso importante para alcanzar la final de la Copa Libertadores.

El veterano artillero marcó el gol del triunfo 1-0 sobre Lanús a los 82 minutos del primer duelo de la semifinal del certamen continental jugado el martes en el estadio Monumental de River, colmado exclusivamente con simpatizantes locales por cuestiones de seguridad.

La serie había generado gran expectativa al enfrentarse dos de los mejores equipos del fútbol argentino cuyos entrenadores, Marcelo Gallardo y Jorge Almirón, son reconocidos por su vocación ofensiva y capacidad cambiar el destino de un partido con sus decisiones tácticas. También porque se empleó por primera vez del Sistema de Asistencia Arbitral por Video (VAR, por sus siglas en inglés) en la Libertadores.

El duelo táctico dio como vencedor al local, que pese a dominar el trámite quebró el cero a poco del final con una jugada ideada por el uruguayo Nicolás de La Cruz, que asistió para el gol a Gonzalo Martínez. El arquero visitante Esteban Andrada salvó con rebote, y Scocco la mandó a la red. El artillero había convertido cinco goles en la victoria 8-0 ante Jorge Wilstermann de Bolivia en los cuartos de final. Suma siete en el certamen.

“Fue un partido muy cerrado en el cuál nosotros tuvimos la posesión y las ganas de atacar… tuvimos que trabajar el partido hasta que hicimos el gol”, analizó Gallardo.

River, que busca la cuarta Libertadores para su vitrina, dominó el trámite con presión alta sobre la salida del rival, al que igualmente sólo en contadas ocasiones tomó desacomodado.

Tuvo su primera buena ocasión a los 13, cuando el uruguayo Marcelo Saracchi se soltó por izquierda y tiró un centro retrasado hacia a Scocco, quien desde el punto de penal le pegó de primera a las manos del arquero.

Lanús, que por primera vez juega esta instancia de la Libertadores, pudo explotar la velocidad de los extremos, su arma más letal, al insinuar peligro a los 17. Lautaro Acosta sacó un cuerpo de ventaja y cuando había desenfundado para definir, el volante “millonario” Enzo Pérez alcanzó puntearle el balón al tiro de esquina.

River, campeón en 1986, 1996 y 2015, intensificó el asedio en el complemento hasta el punto de poner a su propia línea de defensores a las puertas del área visitante. A los 50, el veterano zaguero Javier Pinola metió un fortísimo zurdazo que dio en el palo.

Lanús es un gran equipo. Demostramos carácter, personalidad y ambición. Todavía quedan 90 minutos y va a ser un partido mucho más duro que éste”, advirtió Pinola.

El desquite se jugará el 31 de octubre. El ganador jugará contra el sobreviviente de la otra semifinal entre Barcelona de Ecuador y Gremio de Brasil.

“Lanús es un gran equipo. Demostramos carácter, personalidad y ambición. Todavía quedan 90 minutos y va a ser un partido mucho más duro que éste”, advirtió Pinola.

A %d blogueros les gusta esto: